DOS DECLARACIONES EN JUICIOS DE LESA

Compartir

Dos testimonios se sumaron para esclarecer la verdad de lo acontecido en el Pozo de Quilmes y la represión ilegal.

Sergio Szajnbaum, hermano de un estudiante de bioquímica secuestrado durante la dictadura, relató ante un Tribunal Federal de La Plata cómo sufrió su familia la desaparición del joven.

Dijo ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, que desde octubre de 2020 juzga a 16 represores, entre ellos el ex médico policial quilmeño Jorge Bergés, por los delitos cometidos contra casi 500 víctimas cautivas en los excentros clandestinos de detención conocidos como Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y El Infierno.

También declaró María Cecilia Della Flora, hermana del desaparecido José María Della Flora, visto cautivo en el Pozo de Quilmes. Contó que su hermano tenía 22 años al momento de ser secuestrado, estudiaba arquitectura en la UBA y militaba y daba clases de catecismo en asentamientos de emergencia. En dictadura desertó del servicio militar al enterarse de la desaparición de un compañero de militancia y a partir de ese momento estuvo oculto en domicilios de amigos y familiares hasta que lo secuestraron en abril de 1977.

«Por la Conadep sabemos que estuvo en El Vesubio y en el Pozo de Quilmes, donde tres sobrevivientes nos contaron que para darse ánimo cantaban el Himno a la Alegría, que le hacía mucho bien a mi hermano, lo que tiene sentido porque el Himno a la Alegría era como el himno de nuestra familia desde chicos».

Della Flora expresó que tras la desaparición del joven «la vida de todos cambió. Era no saber, imaginar, divagar qué habría pasado, capaz que se rebeló, o lo tiraron al río en un vuelo de la muerte, o lo fusilaron y lo tiraron por ahí. No podíamos cerrar un duelo porque nunca tuvimos un cuerpo, no hubo una sepultura, algo humano».

«Hasta la democracia pensé que iban a abrir las cárceles y nos iban a devolver a nuestros parientes. La que nunca se convenció, y lo sigue esperando con vida es mi mamá, que tiene 94 años y todas las Navidades pone un plato de más por si vuelve mi hermano».

Della Flora afirmó que «esta espera sigue en los más chiquitos de la familia también», leyó una breve carta que su nieta Rocío le escribió a su tío abuelo, José María, en la que le dice: «te quiero pedir que ya que ahora sos una mariposa, por favor, me visites, voy a esperar el día que aparezcas por mi casa. Espero que puedas volar por todo el mundo», y remarcó que «sin justicia la impunidad es ley».

En esta jornada estaba previsto el testimonio de Luis María Armesto, pero tuvo problemas de conectividad; será reprogramado.

El TOF 1, presidido por Ricardo Basilico, juzga por los delitos cometidos en el Pozo de Banfield, el Pozo de Quilmes y El Infierno al exministro de Gobierno bonaerense durante la dictadura, Jaime Smart; el ex médico policial Jorge Antonio Bergés y a los imputados Federico Minicucci; Carlos María Romero Pavón, Roberto Balmaceda y Jorge Di Pasquale.

También empezó a juzgar a Guillermo Domínguez Matheu; Ricardo Fernández; Carlos Fontana; Emilio Herrero Anzorena; Carlos Hidalgo Garzón; Antonio Simón; Enrique Barré; Eduardo Samuel de Lío y Alberto Condiotti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *