CABEZA DE CERDO, EN MURAL DE DDHH

Compartir

Fotos: Mariano Draghi, Pablo Cigliutti

Una horrible imagen apareció este fin de semana, en la esquina de Brandsen y Pringles, sobre el mural alusivo al triste episodio de la historia conocido como «La noche de los lápices» en el que se secuestraron y asesinaron alumnos de colegio secundario, y del que hace dos días se cumplieron 46 años.

Se trata de una cabeza de un cerdo clavada en una cruz, con una peluca de mujer y manchas de pintura roja simulando sangre. Semillas de maíz en la base completan la brutal vista.

Esta acción con ribetes fascistas es repudiada por distintos sectores partidarios, tanto del oficialismo como de la oposición, lo que da la certeza de ser un agravio contra la memoria de la sociedad toda.

En un mural homenajeando a lxs compañerxs de la noche se los lápices, vandalizan y amenazan en nuestro querido Quilmes con el odio gorila de siempre. Nuestro enérgico repudio a la violencia expresada y esperemos que la justicia no se quede en su lugar de confort y haga lo que debe hacer.

Hugo Colaone

Repudio absoluto a estos actos disfrazados de vandalismo, perpetrados en Quilmes. Somos un Pueblo que mayoritariamente desde el Gobierno del Presidente Raúl Alfonsín dijo NuncaMás y decidió soberanamente, querer vivir en Democracia. Compartan este posteo queridxs, que lo sepan todxs nuestros compatriotas, y se entere el mundo. Que desde Quilmes y en toda Argentina cuidamos la Democracia que nos costó tanto conseguir. Desde la profunda convicción que #ElAmorVenceAlOdio siempre!!!

Paula Rivero

Quiero repudiar con todas mis fuerzas este tremendo acto de violencia que sucedió esta mañana en Quilmes. Fue en un mural, que se pintó en MEMORIA a esos jóvenes del secundario, que se animaron a salir a la calle por una causa justa, luchando contra la dictadura militar. Hoy, los discursos del odio son construidos por los grandes medios de comunicación, parte del poder judicial y la oposición. No hacen otra cosa que generar estos hechos de violencia, que atentan contra la vida democrática. Defendamos nuestra democracia con más amor, más solidaridad y abrazando a todas y todos.

Sebastián García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *