MARCHARON POR EL BARBERO ASESINADO

Compartir

Cerca de un centenar de personas con pancartas caminaron por la Avenida Donato Alvarez desde donde vivía la víctima, el barrio El Vecinal, hasta el límite con Almirante Brown.

El joven de 19 años asesinado durante un asalto en Solano murió por dos puñaladas en la yugular.

El acusado Eduardo Jonathan Iren (28 años) se negó a declarar ante la fiscal Mariana Curra Zamaniego, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, quien lo imputó por «homicidio calificado». Sigue detenido por orden del juez de Garantías 1 Juan José Anglese.

El crimen

El patrullero que quiso trasladarlo, después de haber sufrido un robo, chocó contra un colectivo.

Un joven de 24 años murió el miércoles tras ser apuñalado por un delincuente que lo asaltó en su barbería de Francisco Solano. La policía intentó trasladar a la víctima en un patrullero hasta el hospital, pero en el camino chocó contra un colectivo y cuando pudieron llegar al centro médico ya era demasiado tarde.

Ocurrió durante la mañana en 855 y Donato Alvarez. Allí, un delincuente entró a su comercio armado con un cuchillo y con intenciones de robo. En Estudio Barber, se encontraba el dueño, Angel Agustín Juárez, quien fue sorprendido en el baño. En esas circunstancias, la víctima habría intentado defenderse y recibió un puntazo en el cuello y otro en la espalda. Tras el ataque, el agresor quiso escapar pero quedó encerrado en el local.

Al oir los gritos, otros comerciantes y vecinos se acercaron y, al abrir, el ladrón corrió hacia la calle, aunque lograron atraparlo y entregarlo a la Policía, en el lugar quedó una cuchilla tipo carnicero con mango de plástico blanco.

Mientras eso sucedía, ante la gravedad de las heridas, agentes de la comisaría 4a subió a Juárez al patrullero para trasladarlo, mientras hacía sonar la sirena de emergencia, pero en el camino al hospital protagonizó un choque con un colectivo, lo que dejó a dos agentes heridos.

Agustín fue pasado a otro vehículo pero llegó muerto al centro médico, luego de perder mucha sangre tras haber sido atacado en la yugular.

El asesino había estado detenido por robo en la comisaría de Solano hasta el 21 de mayo de 2021 y, el 7 de agosto, le abrieron otra causa por «daño automotor».

Los allegados a la víctima organizaron una marcha en pedido de justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *