MURIO LA PINTORA SONIA OTAMENDI

Compartir

Además de pintora en tela y muralista, Sonia Otamendi fue maestra de escuela, ceramista, con mucha destreza en la técnica del racú, y escritora desde su adolescencia.

Con su hermana Rita y el chileno Enrique Pizarro hicieron un mural en la escuela 17, hacia 1979, restaurado años después por su amiga Hilda Paz:

No era muy adepta a las notas periodísticas, por lo que no fue muy difundida su obra fuera del circuito del arte, que la recuerda como «una loca linda, mujer de cabeza y corazón muy abiertos».

ESTA FOTO ES DEL MURO DE MIGUEL A. MORELLI:

Por Sonia Otamendi

El 3 de mayo del 2019 la puso en Feibu: Mirá, Sonia. Parece haberla tomado de un muro llamado Recursos quilmeños, donde Any Cega, a quien no conozco, dice: “Una hermosa casa de Quilmes, en Paz y Colón, foto de 10 años atrás”. A cuántos les traerá los más diversos recuerdos. Ahora casi no se ve. El cerco de ligustro fue sustituido por un paredón como de cárcel y ese lindísimo portón de madera, igual al de muchas casas inglesas de la época, por uno de chapa negra. Creo que los árboles han quedado, al menos el aguaribay y el cedro, del que ve alguna rama, y la lagerstroemia indica (lila del sur, crespón). Los otros, que eran alrededor de veinte no lo sé, porque evito pasar. El jardín, en mi infancia, ocupaba seis lotes. Pasado el ovillo de hilo por encima de unos cables, y antes de que los árboles crecieran en forma desmedida, se podía remontar un barrilete cuando el viento soplaba de oeste. A casi todos los árboles me trepaba y de muchos me caí. Era lindo tirarse en el césped a ver pasar las nubes, los pájaros y las babas del diablo, que no sé por qué, siempre iban para el lado del río.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *