ADIOS, EDUARDO CAZZOLA

Compartir

Eduardo Cazzola falleció en la primera semana de junio cuando apenas superaba los 52 años. Su partida mereció la despedida del Colegio de Abogados del Departamento quilmeño:

Por esa despedida, difundida en las redes, me enteré tarde.

Lo conocí en la Escuela Técnica 1, el Mosconi. Nos sentábamos juntos en 1985. Yo venía de la ENET 4, la ex IMPA, dependiente de la Fuerza Aérea. Hacia 1982, durante la guerra de Malvinas. Soñábamos ser técnicos; a él le gustaba la electrónica y andaba bien en química; yo quería irme a lo de mis parientes en Córdoba para diseñar aviones. Después de la guerra me replanteé si quería ayudar a construir naves para matar más gente. Dejé esa carrera y terminé en el periodismo, como otro de los alumnos que conocí allí por entonces, José Haro, uno de los de mayores profesionalismo en Quilmes.

Con Eduardo nos reencontramos, ya de grandes. Gracias a una cita con él, conocí a Carla Paton, una de las mujeres más hermosas que hubiera visto hasta entonces, y nos pusimos de novios. Así conocí a su madre y a la pareja de ella, un periodista mexicano. Por eso nunca olvidé aquella tarde del viernes 6 de septiembre de 1991 en Las Tres Carabelas, en que su humor aportó mucho a que hiciéramos sentir cómodas a esas primas de Don Bosco que aceptaron que nos pasáramos a su mesa. La prima era Yamile, hija del escritor Carlos Patiño. Lo que más recuerdo de esa tarde es que Eduardo no paraba de contar chistes; tenía una memoria prodigiosa para esas cosas.

Cazzola había estudiado música, pero nunca ejerció. Yo sí quería componer, entonces le preguntaba cuestiones técnicas; le tarareaba melodías y le preguntaba qué notas eran. El se reía de sí mismo por aquel abandono, o quizás era su modo diplomático de reírse de mi falta de oído. Me aferro a aquellas risas como el mejor recuerdo.

Querido Eduardo, te envío el abrazo habitual, desde estas tierras duras pero siempre plagadas de sorpresas.


7 Respuestas a “ADIOS, EDUARDO CAZZOLA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *